Clara Ardévol (@claraardevol)

La inspiración no entiende de momentos ni de lugares. Viene por arte de magia, cuando quiere y donde quiere. Está claro, sin embargo, que hay sitios que son mejores que otros. Estas cafeterías de Barcelona son una buena opción para aquellos que buscáis inspiración y tranquilidad para escribir.

1. Café Altaïr: ¿Hay algo mejor que escribir rodeado de literatura? La librería Altaïr te lo permite, pues en su planta inferior te aguarda una acogedora cafetería. Es el lugar ideal para escribir, conversar, leer y también para aprender, ya que acoge actuaciones musicales, tertulias y presentaciones literarias. ¡Ah! Y que no falte la comida: el bar también ofrece especialidades gastronómicas de varios países.

Altaïr Laboratori de lletres

2. Bar del Convento: si siempre has querido saber cómo se sentía un escriba del siglo XIV este es tu sitio. Mientras trabajas, puedes combinar la paz del convento de San Agustín con delicias argentinas, pasteles XL y un cappuccino espumoso. Lo mejor del pasado y el presente en un solo lugar.

bar convent laboratori de lletres

3. Babèlia Books & Coffe: lo que les falta a las bibliotecas es una nevera llena de comida para ir picando mientras lees. El Babèlia aporta la solución: puedes escribir en una mesa espaciosa, con la luz adecuada y rodeado de literatura, pero sin renunciar a una buena merienda. Además, si quieres comprar o vender algún libro, el bar también hace la función de librería de segunda mano.

babelia laboratori de lletres

4. Casa Orlandaiprobablemente es la cafetería más romántica y tranquila de Sarrià. En invierno puedes beber un chocolate caliente mientras contemplas la luz que filtran las vidrieras de colores y en verano puedes tomar el sol cuando escribes en la terraza. Si quieres aprender sin salir del mundo de la literatura, también tienes la opción de asistir a los talleres que organiza el centro cultural del mismo local.

orlandai laboratori de lletres

5. Sa Tramuntana: si buscas el lugar perfecto para inspirar un relato, esta sala de exposiciones es una buena elección. Sus exquisitas tapas se combinan con un entorno lleno de objetos de lo más originales. Aquí puedes vivir una experiencia artística completa. No dudes en tomar el aire y montarte en el columpio instalado en el patio. Si además de escritor eres instagramer, encontrarás la fotografía perfecta.

tramuntana laboratori de lletres

6. Laie Libreria-Café: evidentemente, es un local que no podía faltar en esta lista. Ideal para entrar a comprar un libro y quedarse a tomar un café mientras se comienza su lectura. La cafetería está en la planta de arriba, de manera que el ruido no molesta a aquellos más románticos que quieren comprar literatura con concentración y silencio.

7. Familiy room café: un local que se describe a sí mismo como “Peque Friendly”, tiene que ser, sin duda, especial. Si quieres trasladar a los más pequeños el amor por la lectura, la escritura o el dibujo, este es el mejor lugar para hacerlo. Mientras disfrutáis de productos de proximidad, podéis consultar libros, revistas, prensa e incluso divertiros con juguetes.

10882246_1026241714056426_8243273869972446427_n

8. Molika Café: un rincón cómodo y acogedor para escribir tranquilamente tus relatos. Es todavía más recomendable si te gustan los dulces, pues preparan tarta de plátano, pastel de chocolate y nueces o Sacher con arándanos, entre otros. La presentación, además, es impecable: desde los muffins decorados hasta las galletas con caras, aquí no se olvidan de un solo detalle.

522218_302606856480289_1576218202_n

9. Cosmo: tenemos mucho que aprender de los nórdicos: la transparencia política, la educación… ¡Y también los bares! Nos creíamos los reyes en ese ámbito, pero la verdad es que una galería de arte convertida en café es difícil de superar. No cuesta nada dejar volar la imaginación cuando escribes en un sitio donde hay unicornios de cartón colgando del techo. Si esto se remata con un Chai Latte bien caliente, la experiencia hipster es completa.

cosmo laboratori de lletres