Versos para la noche de San Juan

22 DE JUNIO DE 2020 | 3625

La noche de San Juan es una de las más esperadas del año, probablemente porque todo el mundo la disfruta a su manera. Hay quien tira petardos, quien prefiere organizar una cena al aire libre o quien quema viejos objetos en una hoguera para comenzar el verano con las energías renovadas. Es una vigília mágica; de risas, de bailes, de fuego, de mar… y, como no, de poesía. De hecho, un montón de autores se han inspirado en la noche más corta del año para escribir sus versos.

José Luís Borges: el escritor argentino plasma el fuego y la tradición que caracterizan esta fiesta a través de metáforas que identifican las llamas con la sangre y las estrellas con un singular rosario.

[…]

Rojos chisporrotean

los remolinos de las bruscas hogueras;

leña sacrificada

que se desangra en altas llamaradas,

bandera viva y ciega travesura.

[…]

Toda la santa noche la soledad rezando

su rosario de estrellas desparramadas.

 

Felipe Benítez Reyes: en esta composición, el autor se sirve de la noche de San Juan para evocar sus recuerdos juveniles, especialmente aquellos relacionados con el amor y el desenfreno.

[…]

Qué diferente

ya de cuando éramos

aquellos que en la sombra

furtivos se besaban y reían.

Las muchachas se obsequian como entonces

y los amigos beben en una copa igual

a la que ya apuramos cuando fuimos

como estos que ahora se adueñan de la vida.

 

Pilar Iglesias de la Torre: con un lenguaje críptico y lleno de figuras literarias, la autora recrea las tradicionales hogueras de la verbena de San Juan. Sin duda, un poema de lo más enigmático.

[…]

Cuando los rizos de las llamas,

capitalizaban como druidas,

el escote del gemido,

ése

cuya arquitectura,

desencriptaba fósiles

al ir dejándonos las manos,

con el picaporte,

prendido de deseos.

 

Juan Luís Panero: el imaginario de esta noche mágica también le sirve a Juan Luís Panero para hablar de temas trascendentales como la vida, la muerte y el porqué de de la existencia humana.

Anticuado, interrogo las estrellas,

su desnudo, inapelable misterio,

mientras miro las llamas en la playa,

en esta noche cuando empieza el verano.

[…]

Frente a mí, imperturbables, desveladas,

pasan, en silencio, vida y muerte,

evitando, con un rictus cansado,

este fantasma insomne, este papel en blanco,

esta hoguera apagada que perdura

 

Y, si quieres unos versos diferentes y especiales, aquí tienes tres haikus del japonés Buson (S. XVIII). Porque, en la era de Twitter, parece que todo tiene que ser breve; y la poesía japonesa de los haikus nos ha robado el corazón:

 

Escribir haikus y poemas breves

Escribir haikus y poemas breves

Escribir haikus y poemas breves

 

¿Te gustan? Quédatelos. Repártelos.

¿Quieres hacer tus propios haikus?

Escribir haikus y poemas breves

Curso de Poesía