10 momentos del Entremestres con Marc Pastor

10 momentos del Entremestres con Marc Pastor

El pasado 9 de octubre nos visitó el escritor Marc Pastor para celebrar una nueva edición del Entremestres. Durante cerca de dos horas los asistentes pudieron descubrir los secretos del proceso creativo de Pastor y algunos detalles de su obra. Aquí tenéis algunas de sus reflexiones:

“No me importan los spoilers. De hecho, mis novelas se hacen spoilers unas con las otras”

“Comencé a escribir por envidia. Todavía recuerdo las pesadillas que tenía tras leer “La danza de la muerte”, de Stpehen King. Y pensé que yo quería hacer eso mismo, quería conmover a lectores que viven a 9000 km de distancia”.

“Haced caso de las críticas, sobre todo de aquellas que creáis que tienen razón. De hecho, el 80% de las críticas sólo confirman aquello que ya sospechábamos”

“Antes de escribir tengo claro dos factores: por un lado, todas mis novelas forman parte de un universo mucho más grande. Por otro lado, también quiero que mis personajes pertenezcan al mundo real, que hablen de las mismas cosas de las que hablamos en la vida real”.

“Me gusta que mis novelas jueguen unas con otras. Por ejemplo, Montecristo acaba bien. pero si lees Bioko, al final descubres que Montecristo acaba fatal. Una historia cambia totalmente el sentido de la otra”.

“La estructura de mis novelas tienen mucho de juego o experimentación. Quizás el lector no lo nota a escala superficial, pero en el ámbito profundo estoy seguro que tiene efecto”.

“Soy intuitivo y racional, depende del momento. Cuando planifico, sé muy bien dónde quiero ir. De hecho, tengo que planificar muy bien, porque lo que pasa en la novela que estoy escribiendo afecta directamente a las novelas que escribiré más tarde. Por tanto, necesito trazar bien el campo de batalla. Pero cuando entro, me dejo lleva y tengo la sensación de que los dedos van solos”.

“Me gusta introducir los sueños en mi literatura, pero no literalmente, porque no me gusta como recurso y narrativamente no siempre es útil. Pero sí que han inspirado escenas, imágenes, que aparecen en mis historias”.

“Yo ya sé lo que quiero explicar, lo que más me cuesta es encontrar el tono, cómo debo explicarlo”.

“Mi primera novela, no publicada, la escribí en castellano, porque siempre había leído en ese idioma. Pero mi primera lengua es el catalán. Además, para mi escribir en catalán tiene una voluntad política: escribir en catalán un cierto tipo de género significa estar en el desierto. Y yo quiero contribuir a crear ese espacio, esa tradición de aventuras y ciencia ficción en catalán. Si queremos un país normal, eso es importante”.